Inicio > Español > Ideas absurdas de la Watchtower: la obediencia ciega a Dios

Ideas absurdas de la Watchtower: la obediencia ciega a Dios

Como toda organización sectaria, la Watchtower (la editorial que controla la secta de los testigos de Jehová) tiene una membrana de engaños y eufemismos que separa lo que presenta al público general y lo que presenta al individuo ya asimilado y adoctrinado. Una de las ideas que más intentan suavizar cuando intentan seducir a potenciales conversos es la de es el presunto ser todopoderoso y creador del universo requiere como requisito para la salvación de obediencia ciega, y no solamente el no quebrantar leyes que coinciden más o menos con alguna ética casi universal, como por ejemplo no andar matando y violando personas, sino realizar además trabajos propagandísticos e intentar constantemente ejercer un estricto control de los pensamientos y la información que los alimenta. Básicamente, evitar la crítica a la organización. Es una idea poco atractiva y que, presentada ante alguien que evalúa la conversión, podría llevarlo inmediatamente al desencanto o al menos a generar el estado de alerta suficiente como para abrirse y buscar exponerse a la abundante información crítica acerca de los constantes fraudes y el accionar poco ético de la organización. Sin embargo, hacia adentro los mensajes son más explícitos: predicar o morir, obedecer o morir, adherencia a la ortodoxia “teocrática” de la editorial o morir. El mensaje es diluido en palabras y enmascarado en una leve capa de retórica, pero ese es el mensaje.

Discutir con un testigo es muy difícil porque constantemente evaden cualquier cuestión que se les plantee. Cuando están perdiendo en un asunto y no pueden defenderlo más, afirman que uno se está centrando en algo simplemente para criticar, como diseccionando algo más grande que visto en su totalidad es bueno. Luego uno critica a esa totalidad, y justifican su presunta corrección en algún detalle característico de la secta que supuestamente la hace única y verdadera. Por último, cuando saben que uno tiene información suficiente para probar que están totalmente equivocados o tienen una religión despreciable incluso si tomáramos como cierto alguno de sus axiomas, se transforma en un “apostata” u opositor, un trasmisor de pensamientos del diablo. Pensamientos que automáticamente se clasifican de “veneno espiritual”.

El otro día se me ocurrió una forma de probar que es lo que la editorial enseña cuando tiene la oportunidad de adoctrinar a alguien que no presenta ningún tipo de resistencia: los libros que publica para los niños. En esos libros encontramos algunas de sus doctrinas dichas sin vueltas, así que hoy voy a publicar dos ejemplos bastante claros. El primero tiene que ver con la demanda de obediencia ciega ante cualquier orden, por trivial que parezca, y el miedo que intenta transmitirse ante la posibilidad de que como castigo por una una pequeña infracción, como querer saber que pasó o está pasando cuando se ordenó que no se lo hiciera, perder la vida.

Esto es lo que publicaron en el libro “Mi libro de historias bíblicas”, un libro que aconsejan leer a los niños como parte de su “educación”. El primer capítulo se llama “La mujer de Lot miró atrás”:

LOT y su familia vivían junto con Abrahán en la tierra de Canaán. Un día Abrahán le dijo a Lot: ‘Aquí no hay bastante tierra para todos nuestros animales. Vamos a separamos, por favor. Si tú vas para un lado, yo iré para el otro.’

Lot miró la tierra. Vio una muy buena parte del país que tenía agua y mucha buena hierba para sus animales. Era el Distrito del Jordán. Por eso, Lot mudó a su familia y animales allí. Al fin hicieron su casa en la ciudad de Sodoma.

La gente de Sodoma era muy mala. Esto molestaba a Lot, porque él era bueno. Dios también estaba molesto. Al fin, Dios envió a dos ángeles a avisarle a Lot que iba a destruir a Sodoma y la ciudad cercana de Gomorra porque eran malas.

Los ángeles le dijeron a Lot: ‘¡Aprisa! ¡Toma a tu esposa y tus dos hijas y sal de aquí!’ Lot y su familia se tardaban, y por eso los ángeles los tomaron de la mano y los sacaron de la ciudad. Entonces uno de los ángeles dijo: ‘¡Corran por su vida! No miren atrás. Corran a los montes, para que no mueran.’

Lot y sus hijas obedecieron y huyeron de Sodoma. No se detuvieron ni un momento, y no miraron atrás. Pero la esposa de Lot desobedeció. Cuando se habían alejado algo de Sodoma, se paró y miró atrás. Entonces la mujer de Lot se convirtió en un pilar de sal. ¿Puedes verla en la lámina?

De esto podemos aprender una buena lección: que Dios salva a los que le obedecen, pero los que no le muestran obediencia pierden la vida.

La imagen también muestra más sutilmente otro mandato que los testigos reciben: el de valorar su propia sobrevivencia ante la presunta amenaza de Dios que cualquier otra cosa: la familia corre para salvarse dejando atrás a la desobediente. Ni siquiera la pérdida de un familiar debería ser motivo justificado para querer saber que está pasando. En sus propias palabras “Dios salva a los que le obedecen, pero los que no le muestran obediencia pierden la vida”. Otro pequeño detalle: la “desobediencia a Dios” consistió en no seguir una instrucción puramente circunstancial dada por un ángel… El mensaje es claro: ni el sentido común está por encima de un mandato trivial del “representante de Dios en la tierra” de turno. El “orden teocrático” (expresión que usan frecuentemente) debe ser respetado.

El segundo artículo muestra otro concepto: hay que seguir a su secta, por más que esté constantemente afirmando que pasarán cosas que no pasan, porque Dios le quita la vida a los que cambian de religión. Esto es enseñado en el siguiente relato:

¡AY, NO! ¿Qué está haciendo la gente ahora? ¡Orando a un becerro! ¿Por qué están haciendo esto?

Cuando Moisés se queda mucho tiempo en la montaña, el pueblo dice: ‘No sabemos qué le ha pasado a Moisés. Vamos a hacernos un dios que nos saque de esta tierra.’


‘Está bien,’ dice Aarón el hermano de Moisés. ‘Quítense sus pendientes de oro, y tráiganmelos.’ Cuando el pueblo hace esto, Aarón los derrite y hace un becerro de oro. Y el pueblo dice: ‘¡Este es nuestro Dios, que nos sacó de Egipto!’ Entonces tienen una fiesta grande, y adoran el becerro de oro.

Cuando Jehová ve esto, se enoja mucho. Y le dice a Moisés: ‘Apresúrate y baja. El pueblo se está portando muy mal. Han olvidado mis leyes y se inclinan ante un becerro de oro.’


Moisés baja enseguida de la montaña. Y al acercarse, esto es lo que ve. ¡La gente está cantando y bailando alrededor del becerro! Moisés se enoja tanto que tira las dos piedras planas que tienen las leyes, y éstas se rompen en pedazos. Entonces le echa mano al becerro y lo derrite. Entonces lo hace polvo.

El pueblo ha hecho algo muy malo. Por eso Moisés les dice a unos hombres que empuñen sus espadas. ‘Los malos que adoraron el becerro deben morir,’ dice. ¡Por eso los hombres matan a 3.000 personas! ¿No muestra esto que hay que tener cuidado para adorar solo a Jehová y no a dioses falsos?

Es interesante que este libro se publicó en los años 80, no mucho después de uno de los momentos en los que la falsedad de la secta se hizo más que evidente: el año 1975. Los lideres habían profetizado, basándose en interpretaciones rebuscadas de la biblia, que en el en ese año iba a empezar el reino de dios en la tierra. No fue la primera profecía que hicieron, pero si una de las que más desilusiones generaron: muchas personas habían vendido, alentados por la propia propaganda de la editorial, todas sus propiedades con el fin de dedicar los últimos días a anunciar este evento. El año pasó y no ocurrió nada. En este relato se intenta que el niño conteste que es mejor adorar a Jehová y “no a dioses falsos” porque sino unas personas podrían matarlo. Es lamentable pero cierto: así educan los testigos a sus hijos, con la basura que cae desde la cúspide de la sociedad multinacional de abusadores conocida como Watchtower.

Por si alguien no me cree que enseñan esta basura, agrego los enlaces a su propio sitio:

http://www.watchtower.org/s/my/article_15.htm

http://www.watchtower.org/s/my/article_36.htm

Anuncios
  1. Rosanna
    junio 5, 2011 en 11:42 am

    En lo personal no me gustan las religiones que “coartan” libertades por el simple hecho de tener controlada a la gente… bueno, si soy dogmática con esta afirmación no me gustarían ni el catolicismo, ni el judaísmo, ni la política, ni nada, porque todos intentan controlar. La imagen de la pobre mujer hecha estatua de sal simplemente por seguir las enseñanzas de Jesús y tener piedad de quienes se quedaron a sufrir, es fuerte.

  2. junio 9, 2011 en 8:00 pm

    Yo no me explico como no declaran ilegales a todos estos grupos.

    Está bien claro lo que son estos “iluminados mesiánicos” y, sencillamente el hecho de no permitir las transfusiones de sangre debía bastar para declararlos como criminales contra la humanidad e ilegalizarlos.

    Salud.

  3. junio 11, 2011 en 11:10 pm

    Rosanna: creo que la diferencia entre la secta de los testigos y otras religiones como el catolicismo es que el control de los testigos es mucho más completo: incluye un seguimiento de la gente, la presentación periódica de reportes de predicación, visitas pastorales, injerencias constantes en la vida privada y hasta “comités judiciales” si una persona no cumple con los preceptos de la secta. No solo le dicen a la gente que no debe hacer algo, además controlan que la persona no lo haga y la sancionan si lo hace, y el control llega al nivel de que criticar la idea o exponerse a información crítica a ella se considera un pecado.

    Ramrock: el tema de declarar a la secta como ilegal es difícil de llevar a la práctica sin darle a los gobiernos atribuciones que la mayoría de la gente, incluyéndome, consideraría deseable que no tuvieran. Además en algunos países se ha hecho y ellos no hacen más que victimizarse por eso, presentándose como mártires inocentes… Creo que es suficiente combatirlos con información. Ahora, con respecto al tema de la sangre si creo que se debería ser más intransigente con ellos y prohibir algunas de sus actividades coercitivas (forzar a la gente a firmar documentos autorizando a la congregación a tomar decisiones por ellos en caso de quedar inconscientes, los comités de enlaces con hospitales, el negarse a dar transfusiones a los hijos…). Es lamentable que ocurran cosas como lo que se ve en este video: http://www.youtube.com/watch?v=-U3t0Bq3bYk, pero lamentablemente es muy común entre ellos…

  4. Keny
    enero 29, 2017 en 11:59 am

    Sr, mire q usted dice mentiras!,me sorprende q hallan personas como este Sr RAM rock y usted, este mundo está lleno de problemas y ustedes en esa pérdida de tiempo, que ha hecho usted por ayudar a las personas a mejorar su vida?, cambiar ciertos vicios?, costumbres ?,a unir matrimonios q estaban a punto de ser disueltos?, a enseñarle valores morales a los niños?, nadie se hace testigo obligado, y todos saben lo q dice la Biblia sobre los expulsados y la sangre, además, pregúntele a cualquier médico si el se pondría sangre?, me imagino q también querrá quitarle la licencia de Dr,.nadie obliga a nadie Sr Rodolfo, si quiere criticar , hágalo, pero no diga mentiras, y entre a su blog por error,pero no podía quedar sin contestarle, gracias

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: