Inicio > Español > Si hubiera nacido para aprender algo…

Si hubiera nacido para aprender algo…

Si hubiera nacido para aprender algo, pienso desde hace años que ese algo se podría resumir en la siguiente frase: “Después de un cambio todo se ve muy distinto a lo que se ve el cambio imaginado antes de que ocurra”. No es un principio aplicable solo a grandes cambios, como simple pensamiento es algo a lo que recurro, con buenos resultados, en los peores momentos. Como guía de acción, es frecuentemente lo que marca una línea recta entre mis intenciones y los resultados que quiero obtener.

Quizás la dificultad más grande de la vida es que se camina de espaldas al futuro: estamos vinculados por causalidad al pasado pero del futuro no sabemos nada. A veces creemos saber que conocemos lo que el futuro nos depara, proyectando patrones del pasado, y muchas veces acertamos en eso, pero en realidad desconocemos lo que viene.

El año pasado viajaba en un autobús con los ojos cerrados y de repente escuché un golpe. A los segundos me enteré de que fue un golpe que terminó una vida, una vida que más tarde supe que tenía más de ochenta años. Ignoro si fue un accidente o un suicidio aunque me inclino más a pensar que la vida del hombre que murió terminó sin que, un minuto antes, nada la anunciara.

No solo lo malo puede estar escondido detrás de la incertidumbre del futuro. Me he convencido con el tiempo de que conseguir gran parte de lo que en realidad quiero está dentro de lo que puedo encontrar en esa caminata ciega. Creo también que con constancia y solo un poco de suerte puede hacerse realidad una visión ansiada.

Proactividad es la palabra de moda (o quizás ya no tanto). Vivimos en un universo reactivo pero podemos, con nuestra voluntad, crear una parte de él, llamada imaginación, para catapultarnos a un destino deseado…

Quizás estas divagaciones suenen muy extrañas para la mayoría de la gente, tal vez más orientada a la acción que a la reflexión y/o divagación, pero soy como soy y creo que el concepto que definiría lo que debo aprender en la vida es el que hoy expresé. Hay cosas que otra gente necesita aprender y que a mí me resultan naturales, de sentido común. Si yo actuara de acuerdo al principio enunciado estaría en el grupo de los que aprendieron su lección y triunfaron, con suerte al encontrar el éxito deseado y sin ella al ser un ejemplo del camino a seguir para maximizar la oportunidad de encontrarlo.

Suficientes divagaciones por hoy. Voy a recostar la espalda en mi cama y a seguir mi viaje al futuro cercano, tan incierto como inevitable.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: