Inicio > Español > El individuo frente a la inercia de la masa humana

El individuo frente a la inercia de la masa humana

Uno de los sentidos que le veo a mi vida es el de cambiar el mundo en el que vivo. Cuando expreso esto a veces me dicen que yo no puedo cambiar nada, que todo lo que pienso ya lo han pensado otros. Supongo que quienes me lo dicen se basan en algo que es cierto: hay procesos en marcha en la humanidad que son casi inevitables al margen de las voluntades que accidentalmente conviven con ellos. Uno de esos procesos es el avance científico. Si viajáramos en el tiempo y matáramos a Newton antes de que formulara la teoría de la gravedad, de todas formas la observación de lo que ocurre en el universo habría llevado a otros, tarde o temprano, a las mismas conclusiones.

En un mundo en el que viven siete mil millones de personas parece difícil pensar que algo dependa de alguien, pero tengo dos objeciones para esa visión. La primera es que vivimos en un mundo en el que ideas bastante arbitrarias de personas concretas han marcado a civilizaciones enteras. Es probable que la ciencia tendería a ser lo que hoy es sin Newton, pero si Mahoma hubiera muerto antes de los cuarenta hoy no existiría el Islam. Lo mismo pasaría con otra religión, el psicoanálisis, si Freud no hubiera nacido. Al margen de que vivamos o no en un universo determinista, no todo lo que pasó en la historia, incluso eventos que le han dado forma a lo que hoy es la humanidad, hubiera pasado como pasó sin la intervención arbitraria de algunos individuos concretos. Dejando a un lado el tema de la arbitrariedad, también creo que existe el ingenio: personas concretas han hecho con recursos muy limitados descubrimientos o planteos muy ingeniosos. Por ejemplo Eratóstenes calculó la circunferencia de la tierra midiendo unas sombras y contando los pasos que separaban  las ciudades de Siena y Alejandría.

La segunda objeción que planteo es que hoy vivimos en un tiempo en el que ocurren aceleradamente cambios que podrían clasificarse de inevitables en presencia de una población humana numerosa, como son los avances científicos, pero que justamente la velocidad en la que ocurren los cambios esperables deja poco tiempo para que muchas individualidades distintas hagan su aporte. Por poner un ejemplo: hoy en día existen personas que hacen juegos para consolas que ya han sido superadas y abandonadas. Esto es porque el potencial de esas plataformas no fue totalmente explotado en su tiempo, al menos en lo que tiene que ver con el plano creativo y no técnico, pero fue lo que existió y no lo que podría haber existido lo que influyó en lo que surgió después. Hoy en día las tecnologías llegan y son superadas sin que todas las puertas que tenían el potencial de abrir hayan sido abiertas, pero quienes abren las puertas que pueden ser abiertas en su tiempo a veces terminan creando imperios comerciales y, más importante aún, influyendo en las actividades diarias y la forma de relacionarse de millones de personas.

Vivimos en un mundo en el que la humanidad podría llegar a extinguirse a sí misma en una guerra nuclear o podría desaparecer ante el impacto de un meteorito lo suficientemente grande y creo que el tiempo que permanezca dependerá, para bien o para mal, de muchos aportes individuales. En nuestro mundo existe una gran inercia, por ejemplo en las tendencias de opinión de las masas humanas, a la vez que existe una enorme capacidad de reproducción de una idea que llegue a simplificar el enfoque de un problema común a muchos.

Por todo esto que he dicho creo que vale la pena intentar cambiar algo en el mundo. No sé si mi aporte llegará a hacer una diferencia, pero creo que es posible (sobre todo teniendo en cuenta el “efecto mariposa”), y sobre todo creo que vale la pena intentarlo.

Anuncios
Categorías:Español Etiquetas: ,
  1. febrero 23, 2013 en 11:07 pm

    Es complejo, por ejemplo, yo creo sinceramente que si “esa cosa” llamada Mahoma no hubiera nacido o se lo hubieran cargado a tiempo, la humanidad se habría librado de un gran problema y hubiera avanzado mucho mas ya que no habría tenido la rémora de millones de atontados que se dejaron adoctrinar por una soplapollez que ya lo era en su misma época, sin embargo, el psicoanálisis si hubiera existido sin Freud (quizás con menos contenido sexual).

    De cualquier forma, creo que cada individuo es un universo, uno mismo es una ideología, una doctrina, un país, una patria…..

    Y desde luego, eso de que el individuo debe plegarse si es necesario a “razones de estado” NO lo acepto.

    Saludos.

  2. febrero 23, 2013 en 11:08 pm

    Reblogged this on Ramrock's Blog.

  3. febrero 23, 2013 en 11:44 pm

    A Mahoma lo puse como ejemplo de persona influyente. En una lista que leí hace tiempo (creo que es la misma que tienen en este sitio: http://www.dlmark.net/hundred.htm) lo ponían en el primer lugar y creo que es correcto: el nombre más común en el mundo hoy es Muhammad, y sus palabras están entre las más recitadas. En el mundo hay más cristianos que musulmanes pero los cristianos no recitan las palabras de ninguno de los fundadores de su religión literalmente en su idioma original por todo el mundo. Los musulmanes no solo recitan las palabras de Mahoma sino que tienen mucho peso para ellos. Incluso detalles triviales acerca de su vida, como un comentario de que comía usando tres dedos, son tomados como modelo de conducta por millones de personas hasta el día de hoy. Creo que Mahoma es por lejos la persona que dejó la marca de arbitrariedad más grande en la humanidad. El punto es que la humanidad es susceptible de ser afectada por las acciones, incluso caprichosas, de una persona… También creo que el mundo sería mejor sin su influencia, y sobre todo que su influencia fue y es muy negativa.

    ramrock :

    Es complejo, por ejemplo, yo creo sinceramente que si “esa cosa” llamada Mahoma no hubiera nacido o se lo hubieran cargado a tiempo, la humanidad se habría librado de un gran problema y hubiera avanzado mucho mas ya que no habría tenido la rémora de millones de atontados que se dejaron adoctrinar por una soplapollez que ya lo era en su misma época, sin embargo, el psicoanálisis si hubiera existido sin Freud (quizás con menos contenido sexual).

    De cualquier forma, creo que cada individuo es un universo, uno mismo es una ideología, una doctrina, un país, una patria…..

    Y desde luego, eso de que el individuo debe plegarse si es necesario a “razones de estado” NO lo acepto.

    Saludos.

  4. febrero 23, 2013 en 11:59 pm

    Para mi es mucho mas facil, Mahoma/Muhammad ha sido, fué Y ES LO PEOR QUE HA DADO LA HUMANIDAD.

    ES EL AUTÉNTICO PROTOTIPO DE PSICÓPATA ASESINO Y DEPRAVADO SEXUAL.

    Y todo aquel que se trague sus REBUZNOS es un completo IMBECIL.

    ¿Que son mil y pico millones de imbeciles?, PUES SI, SON TODOS ESOS IMBECILES.

    El islam nunca debió existir y ya que existe, hay que luchar por erradicarlo de la faz de la tierra como si fuera una gran pandemia vírica.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: