Archivo

Posts Tagged ‘democratizar’

Oprimir democratizando

junio 4, 2013 1 comentario

Hay una palabra que se ha puesto muy de moda en mi país (Uruguay) últimamente: democratizar. Es una especie de comodín que se usa para describir un proceso de tal forma que oponerse a él adquiera connotaciones tiránicas. Se dice que hay que democratizar la justicia y los medios de comunicación por ejemplo.

¿Es siempre bueno democratizar? Creo que no y no porque prefiera algún tipo de tiranía, sino todo lo contrario. La dicotomía que se plantea habitualmente es la de democracia versus tiranía. La democracia sería el gobierno del pueblo y la tiranía el gobierno de una minoría (a veces una sola persona). El pueblo sería toda la población y la minoría una parte pequeña de ella. En la democracia el pueblo tomaría las decisiones y por lo tanto el pueblo tendría las herramientas para buscar el bien para sí y evitar el mal. En la tiranía el pueblo estaría expuesto a los caprichos de una minoría y no tendría las herramientas para mejorar su situación. Planteado así parecería que si se busca el bien del pueblo la democracia es más que suficiente. El problema es que el pueblo es una simple abstracción. La voluntad del pueblo en las democracias es la voluntad de las mayorías. Esas mayorías pueden ser tan pequeñas como la mitad más uno. En la democracia hay sometimiento al igual que en la tiranía. La diferencia es por un lado cuantitativa, porque el número de personas sometidas es menor, y a veces también cualitativa, porque el número de opresores puede ser tan grande que atenúe algún posible exceso individual y también que logre reflejar más facilmente el sentido común que no permitiría esos excesos. Pero aún así, en la democracia siguen habiendo oprimidos.

¿Estoy diciendo que dado que la democracia no es perfecta es justificable la tiranía? No. Estoy diciendo que existen otros procesos además de la “democratización” que acentuan aún más las ventajas de la democracia.

La democracia es una forma de gobierno y gobernar implica determinar como serán las cosas, muy probablemente contra otras voluntades. Es bueno recordarlo. Una forma simple es cambiar la inofensiva palabra “democratizar” por una expresión que refleje lo que implica concretamente el proceso. Propongo la expresión “imponer la decisión de la mitad más uno de los ciudadanos con derecho a voto”.

¿Debemos democratizar los contenidos de los medios de comunicación? La pregunta, traducida, sería: ¿debemos imponer la decisión de la mitad más uno de los ciudadanos con derecho a voto, sobre los contenidos de los medios de comunicación? En otras palabras, ¿tienen esas mayorías derecho a forzar a otros a comunicar lo que ellas decidan? Eso es exactamente lo que quieren hacer los gobernantes de turno de mi país. Es a lo que apunta su tiránico proyecto de ley de medios.

¿Debemos democratizar la justicia? ¿Sería bueno que por ejemplo en lugar de jueces profesionales e imparciales que simplemente apliquen la ley, la mitad más uno de los ciudadanos con derecho a voto ocupe su lugar? Democratizar, o sea, imponer la voluntad de esa mayoría es nuevamente insuficiente y potencialmente contraproducente. Esa mayoría no tiene derecho a hacer lo que decida. Solo porque lo decida ella no se vuelve justo. La mayoría haría bien en profundizar otros procesos, por ejemplo “republicanizar” la justicia, o dicho de otra forma, asegurarse de que haya una justicia independiente. Tampoco alcanza con eso, pero es necesario. Otro requisito es que la justicia esté basada en un sistema hecho de tal forma que sea justo. Que este basado en principios genericos y abstractos y no sea una simple formulación de reglas para favorecer a algunos. El acto de hacer justicia no es lo mismo que el acto se gobernar.

Espero que los ciudadanos de mi país reaccionen a tiempo y se opongan a los intentos tiránicos de gobernar lo que debería y puede ser libre. Que su acto de gobierno sea simplemente reconocer y garantizar la libertad en esos planos.

Anuncios